Comparte/Share It !

Sígueme en las Redes Sociales

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Instagram

miércoles, 18 de julio de 2018

DIY Hacer Arena mágica casera



Hola mis Supers,

Como habréis podido ver, estamos de vacaciones en el pueblo. Pues como aquí estamos algo desconectados de nuestra rutina y tenemos que buscar alternativas a los juegos y a lo que solemos hacer en casa e intentando entretener a Superpeque, el otro días preparamos Arena mágica en casa.
Con sólo dos ingredientes, podéis hacer un montón de arena para jugar y podéis guardarla y utilizarla durante al menos 1 mes más o menos.

Voy a enseñaros como la hicimos, para que podáis prepararla también vosot@s. Además del entretenimiento y los ratos que pasaran jugando con la arena, es una manualidad estupenda para hacerla con los niños y compartir un rato muy entretenido y divertido junto. Vamos allá.

Necesitaréis:

1 Paquete de Harina de trigo (la normal)
1 Bote de Aceite corporal de bebé


Para prepararla:

Sólo hay que tener en cuenta que por cada 8 cucharadas de las de sopa, añadiremos 2 cucharadas de aceite corporal.

En un recipiente grandecito, echaremos según la cantidad que queramos preparar, las medidas que os he dado antes, nosotros hicimos el plato que veis, pero cuando recogimos, entre toda la que acabó encima nuestro y la que se repartió por todos lados, acabamos con bastante menos, que fue la que guardamos.



Utilizamos aceite de bebé porque es muy suave y huele bien y así se hace más agradable para jugar.

Nosotros al final, para conseguir la textura que quisimos, añadimos 24 cucharadas soperas de harina y 6 cucharadas de aceite. Si veis que la mezcla queda algo líquida, basta con añadir otra cucharada de harina según queráis que sea la textura de vuestra arena y si queda seca, añadiréis otra cucharada de aceite.

Una vez hayáis echado en el recipiente los dos ingredientes, simplemente amasaremos la mezcla muy bien y amasaremos, hasta que ésta queda con la textura fina y suave de la arena mágica. La idea es que se pueda trabajar y hacer una bola con las manos sin problemas y ésta quede compacta.

Podremos jugar con moldes de cocina, moldes para cortar galletas, palas, rastrillo y juguetes de arena habituales.

La mezcla se despega muy bien y con agua calentita y un poquito de jabón se lava súper fácil.

Para Guardarla:

Solo tenéis que guardar la arena en una bolsa con Zip o cierre hermético, de esas que sirven para congelar, como la que os enseño en la foto y ¡Listo!


En esta foto de arriba, veis como puede formarse una bola sin problemas. es la textura deseada.



Os lo pasaréis genial y por muy poco dinero, tenéis entretenimiento para rato.
Os aseguro que os va a encantar.

Me encantará que me comentéis si la preparáis y que tal ha ido la cosa.

Feliz tarde

No hay comentarios:

Publicar un comentario