Comparte/Share It !

Sígueme en las Redes Sociales

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Instagram

miércoles, 15 de marzo de 2017

Las SuperRecetas de Supermamis: Pastel de Calabacín, Jamón y Queso (Para Panificadora y Horno)



Buenas tardes mis queridas Supermamis,

Una vez más, os traigo una receta para toda la família y además no puede ser más sencilla, sana y esta riquísima.

Como ya sabréis la mayoría, me declaro fan absoluta de mi panificadora (del Lidl) y esque además de hacer pan y bizcochos (que no son mi fuerte), se pueden preparar recetas saladas y riquñisimas, sin ensuciar casi nada y dejando el tranajo a la panificadora.

En este caso es un delicíoso Pastel de Calabacín con Jamón y Queso, que encantará hasta a los más detractores de las verduras.


Apuntad la receta que he ido mejorando ya que la hemos preparado un montón y contadme que tal os sale y qué os parece. Seguro que quedaréis encantados todos.

Ingredientes:

400 gr. de calabacín (No os pongo 1 o 2 porque depende mucho del tamaño, ya que si los encuentro, me gusta comprar de los pequeños).

1/4 de cebolla

250 gr. de Jamón York

60 ml. de Aceite de Oliva

4 Huevos

160 gr. de Harina de Trigo (la normal)

1 Cucharadita de Levadura (Royal)

150 gr. de Queso (tipo Emmental, Eddam, Gouda, etc, o mezclado, rallado o a taquitos)

Sal y Pimienta

Preparación:

1) Pelar el calabacín y cortarlo a trocitos bien pequeños. La cebolla como en casa no les gusta mucho, la corto en cuatro trozos y sólo utilizo un cuarto que rallo y escurro (sólo para darle el saborcito). Se puede también poner a trocitos y echarla entera si os gusta más.

2) Cortamos el Jamón York y el queso a trocitos o del rallado.

3) En un recipiente, batimos los huevos con la batidora eléctrica (PERO CON LAS VARILLAS, NO CON LAS CUCHILLAS) e incorporamos el Aceite de oliva y le añadimos una pizca de sal y pimienta.


4) Añadimos a los huevos batidos la harina y encima de esta la cucharadita de levadura y seguimos batiendo con las varillas.

5) Una vez tenemos la mezcla homogénea, añadimos el calabacín a trocitos, la cebolla rallada y el queso y lo mezclamos con la ayuda de una cuchara o espátula, hasta que quede toso bién mezclado como veis en la imágen.



Ahora viene la parte de el horneado que podemos hacer de dos maneras, aunque yo acostumbro a hacerlo en la panificadora pero si no la tenéis, en el horno queda buenísima también.

HORNEADO


PANIFICADORA:


  • Sacamos las palas y untamos la cubet con mantequilla.

  • Añadimos la mezcla y selesccionamos el programa 12 HORNEADO. Dura 1 hora y es sufieciente para dejar el pastel en su punto. Si os gusta más doradito, podéis volver a iniciar el programa y dejarlo 5 o 10 minutos más. Pinchamos el centro con un palillos si queremos asgurarnos, el paillo no saldrá del toso limpio porque el pastel es tipo Pudding y queda tierno por dentro, aunque así es perfecto y no necesita más. 

Lo sacaremos de la cubeta y desmoldaremos cuando se haya templado.

HORNO:


  • Como en la Panificadora, untaremos un molde de horno que se desmolde fácil con un poco de mantequilla.

  • Precalentaremos el horno un ratito antes y lo pondremos a entre 160 y 175º durante unos 40 minutos.

  • Podemos pincharlo con un palillo para comprobarlo, pero tal y como ya os he dicho antes, este no debe salir limpio del todo aunque si bastante, ya que por dentro queda tierno y jugoso.

  • Desmoldaremos y estará listo para comer. 


SUGERENCIA: Este pastel puede comerse caliente y frío y de las dos maneras está para chuparse os deditos.

Buen probecho y que tengáis una feliz tarde.



2 comentarios:

  1. Hola, el aceite de oliva ¿para qué lo usas? No lo veo luego en la preparación

    ResponderEliminar
  2. Hola, el aceite de oliva se añade junto con los huevos a la masa. Gracias por tu comentario, en cuanto tenga un minuto lo modifico. Un saludo

    ResponderEliminar